Decesos

Los seguros de auto son de obligada contratación para todos los vehículos, se hallen o no, estacionados en la vía pública, Sí, si tienes un coche cogiendo polvo en el garaje, o aparcado frente a tu casa con una lona encima, debe estar asegurado, de lo contrario, la autoridad competente podría abrir un boletín de denuncia, e incluso una grúa podría retirarlo de la vía pública sin previo aviso.

 

Al contratar un seguro de moto tienes diversas modalidades entre las que escoger.

 

Seguro a terceros, que incluye la responsabilidad civil obligatoria, se puede complementar con la cobertura de lunas, incendio…. Pero no cubre cubre los daños propios en caso de ser el culpable del siniestro. Este tipo de seguros suele contratarse para vehículos que ya tengan algunos años.

 

Todo riesgo con franquicia, cubren también los daños propios en caso de siniestro sin contrario, o siendo culpable del mismo, pero el asegurado debe abonar parte del coste de la reparación, que habitualmente suele estar entre los primeros 200-600€ de la reparación, o también un porcentaje, como por ejemplo el 10-20% de la misma. Con esto consigues una prima sustancialmente más económica que un TR sin franquicia, con una cobertura muy similar.

Por ejemplo, tenemos un siniestro que tiene un coste de reparación de 4000€, y una póliza contratada con una franquicia de 300€. El seguro debe abonar 3.700€, y tú debes abonar los 300€ de la franquicia, Otro ejemplo, si el siniestro tuviera un valor de 200€, la aseguradora no se haría cargo de nada, deberás abonar tú los 200€, ya que la cantidad es menor a la franquicia contratada.

Este tipo de seguros es ideal para personas que no dan partes por siniestros leves, sino que quieren el seguro por si tienen un siniestro de cierta gravedad.

Hay que tener en cuenta, que las compañías suelen dividir el coche en 5 partes, la parte delantera, trasera, techo, y laterales. Si quieres pintar por ejemplo el coche entero, te cobrarán 5 veces la franquicia, a no ser que el motivo sea un solo siniestro, en cuyo caso, únicamente deberás abonar 1 vez la franquicia, esto se aplica para evitar la picaresca que muchos conductores, de querer pintar el coche entero antes de renovar la póliza.

 

Por último tenemos el todo riesgo sin franquicia, con estar modalidad, el seguro abona el 100% de la reparación.

 

Es recomendable contratar una póliza con asistencia desde el kilómetro 0, o el suplemento que suelen ofrecer las pólizas que no lo incluyen, yaque si el coche te deja tirado a 10 km de tu casa, por ejemplo, vas a tener que hacerte cargo de la grúa.

Seguros de coche

Seguros de coche

Puedes ahorrar hasta un 60% en tu seguro de autos

 

Este sitio web utiliza cookies en sus páginas para mejorar su navegación. Puede bloquear las cookies en la configuración de su navegador. Aceptar Leer más

Te llamamos
close slider






Acepto la política de privacidad *